El descuido del aspecto psicológico en los cuidados del embarazo

 

¿Consideras que son importantes los cuidados físicos previos por parte de la madre y sobre todo las condiciones medio ambientales y psicológicas por las que atraviese la madre para determinar el desarrollo del niño?

Si, considero que son de suma importancia los cuidados físicos de la madre, hay factores como el tabaquismo o el déficit de ciertas vitaminas que son determinantes (como en el caso del acido fólico durante la etapa de formación del tubo neural). De todas maneras considero que generalmente la atención de los cuidados se centra en lo físico y ambiental dejando de lado lo psicológico. A continuación explico el porqué:

Actualmente contamos con una gran cantidad de información acerca de factores dietético-nutricionales que se deben tener en cuenta durante el embarazo como: Aumento de peso gradual y sostenido, acido fólico, fuentes de hierro extra dietarías, fuentes de calcio, vitaminas especialmente el complejo B, proteínas, regularidad de las comidas, no consumir alimentos contaminados (especialmente con mercurio, como algunos pescados), alcohol, drogas, fumar tabaco, agua limpia, por nombrar unos pocos.

También tenemos acceso a un sinnúmero de consejos y referencias sobre los factores ambientales: Radiaciones ionizantes particularmente rayos x, inhalación pasiva de humo de tabaco, exposición a humos y vapores tóxicos, teratógenos como algunos fármacos, cafeína, plomo, zinc, antimonio, mercurio presentes en pinturas o en tuberías de agua, enfermedades virales (rubeola, varicela, HIV), bacteriales (estreptococo del grupo B, sífilis, gonorrea), parasitosis (toxoplasmosis, paludismo), etc.

Sin embargo, no existe una consciencia real del efecto de los factores psicológicos en la implantación del embrión y desarrollo del feto. Los estados de ánimo de la madre influyen en el feto. La mujer, durante su embarazo, se encuentra bajo un nuevo tipo de estrés para el cual no ha desarrollado mecanismos de alivio. Este “nuevo estrés” es de origen multifactorial y puede estar asociado, entre otros, a los siguientes factores:

  • Cambios emocionales derivados de las modificaciones hormonales. Así como los ciclos menstruales están acompañados de variaciones hormonales que influyen en grado variable en lo emocional de la mujer (algunas casi no lo notan y otras son severamente afectadas), de la misma manera durante el embarazo los grandes cambios hormonales actúan significativamente sobre sus emociones, por ejemplo: cambios repentinos de humor, hipersensibilidad, inseguridad, somnolencia en horas del día o insomnio. Estos cambios, a diferencia de los menstruales que son habituales, son nuevos para la mujer embarazada y pueden acarrear un grado variable de angustia lo que aumentaría el estrés del embarazo.
  • Cambios en la imagen corporal: Los cambios físicos relacionados al embarazo, que se mantienen al menos 4 o 5 meses después del embarazo, pueden provocar reacciones adversas, tanto de la mujer embarazada como de su entorno.
  • Factores físicos relacionada con el aumento de peso. El aumento de peso conlleva un cambio en el centro de gravedad del cuerpo que obliga a la mujer embarazada a mantener una postura “echada hacia atrás” a la cual no está acostumbrada . Esto puede producir dolores de espalda que afectan no solo el normal desenvolvimiento durante el día sino que a veces la molestia interfiere con el sueño.
  • Cambios en la relación de pareja. Existen varios factores físicos y psicológicos que alteran las relaciones intimas durante el periodo del embarazo que si no es bien comprendida, por ambos integrantes de la pareja, pueden llevar a conflictos con su consiguiente grado de aumento del estrés.
  • Cambios en el despeño laboral. Aun antes de que los cambios físicos influyan en la realización de tareas de la mujer embarazada pueden aparecen factores emocionales que influyan en su desempeño laboral. Si estos factores son mal manejados en el entorno laboral pueden producirse problemas y por consiguiente un incremento del estrés.
  • Ansiedad generada por el parto. Es evidente que un fenómeno que exige tanta atención emocional como el dar a luz a un bebe conlleve un grado de ansiedad considerable. Ansiedad relacionada a la preparación para ir al lugar del parto en el momento oportuno, a las historias relacionadas al dolor, a la posibilidad de una operación cesárea, a “lo que podría salir mal”, etc.
  • Ansiedad atribuible a factores económicos. La mujer embarazada generalmente debe hacer frente a una gran cantidad de nuevas exigencias económicas: de alimentación, de cuidados médicos (controles mensuales, ecografías, internación, parto, etc.), de vestimenta, hasta, eventualmente, de mobiliario y habitacional. Estas exigencias pueden, y de hecho con frecuencia lo hacen, aumentar el estrés del embarazo.
  • Ansiedad por la salud del futuro bebe. La preocupación por la salud del bebe comienza en el momento en que la mujer sabe que está embarazada y esa preocupación por la salud del hijo prácticamente no termina nunca. Esto podría parecer una exageración, pero es muy común observar que las mujeres embarazadas se preocupan por la falta de movimientos fetales con frecuencia durante su embarazo o que la reciente madre observe en forma reiterada si el bebe mientras duerme tiene movimientos respiratorios. Esta incertidumbre por la salud de su hijo puede aportar una buena dosis de estrés.

Pienso que de estos y otros factores psicológicos no hay una información suficiente. La sociedad no se prepara para tratar de manera integral a la mujer embarazada. En las escuelas no se lo enseña, en las empresas no hay políticas especificas, hasta el estado parece ignorarlo. Si bien hay colas en los bancos, asientos en los medios de transporte y canales de atención que dan preferencia a las gestantes, allí parece terminar el esfuerzo por prestarle la atención que el estado psicofísico de la mujer embarazada necesita, lo que redunda también en el buen desarrollo del bebe.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>